sábado, noviembre 04, 2006

O'Higgins es araucano

O’Higgins es araucano; 17 pruebas, tomadas de la Historia Secreta de la Araucanía

(fragmentos)

Lonko Kilapán

Prologo

Si quisiéramos encontrar en los héroes de la Independencia de Chile pruebas de parentesco con los araucanos, sería difícil encontrarlas y más difícil probarlas. Porque en los hermanos Carrera, Mackenna, Freire, Manuel Rodríguez y otros, sólo afloraba la ascendencia ibérica. Mas donde el parentesco araucano surge espontáneo y brilla, con luz meridiana, es en Bernardo O’Higgins y para probarlo existen 17 pruebas. Bernardo no es el hijo ilegítimo que describen con lástima algunos historiadores, mientras otros no logran disimular su complacencia. Es el gallardo hijo legítimo del Gobernador de Chile y Virrey del Perú, Ambrosio O’Higgins, irlandés, y de una mujer araucana, perteneciente a una de las principales tribus de la Araucanía. El matrimonio fue consagrado por la ley del Admapu, con el tradicional Gapitum (ceremonia del rapto). La biografía del Libertador rasga el milenario secreto araucano, justo en el Bicentenario de su Natalicio; salta del Litrang* al papel, con la fidelidad con que sólo un epeutrufe sabe hacerlo.

José R. Pichiñual, Cacique de Puerto Saavedra.

* Litrang: pizarra de piedra laja en que los araucanos grababan su escritura.

17 pruebas


1
Nació en el estado araucano


El Yekmonchi[1] llamado Chile[2], geografía y políticamente era igual al Estado griego, y como él, formando un delta, entre los paralelos 35 al 42, latitud respectiva. Se extendía desde el río Maullis hasta Chiligüe, más el occidente argentino. La Ciudad Madre rectora, o sea, el Chile, propiamente tal, se encontraba entre los ríos Butaleufu y el Toltén; como el estado griego estaba rodeado de pueblos aliados y consanguíneos, los que obedecían a los Küga Chiliches (es decir a la tribu –Küga- chilena –Chiliches: gente de Chile. Che: gente-), que les enseñaban las ciencias, las artes, los deportes y sobre todo la ciencia de la guerra.

(***)

El año 1947 abrí la tumba de Kurillanka, que estaba bajo el Kuralwe principal, cubierto por una piedra lisa. Sólo quedaban una katankura, un metawe, pato, una joya de obsidiana, como punta de flecha para el pago del “peaje” que el alma de Kurillanka debía pagar a Zenpilkawe, el Caronte griego, para que lo llevara a través del mar a su lugar de origen: una isla lejana en el mar. Estas piezas fueron repartidas entre los museos araucanos de Temuco, el futuro Museo Abate Molina, de Villa Alegre[3] y el Museo Araucano de Santiago, que pronto se abrirá al público.


2
Es hijo de mujer araucana


A la llegada de los españoles, los araucanos establecieron dos conductos de comunicaciones desde Santiago: la telepatía y el adkintuwe[4]. Lautaro[5], por sus relevantes condiciones telepáticas, siendo todavía niño, fue llevado al norte con su madre, para ponerlo al servicio de los españoles. Fue de esta forma como Lautaro contribuyó a la derrota de los españoles. Como los telépatas podían ser eliminados y cortadas las comunicaciones, se creó el adkintuwe. Sólo después del año 1700 se percataron los españoles del envío de mensajes por medio del movimiento de las ramas. Estaban desconcertados por el hecho de que los araucanos sabían todo lo que pasaba en la ciudad de Concepción. Aunque lograron descubrir el adkintuwe, jamás lograron traducirlo. De la telepatía no sospecharon jamás, atribuyéndolo a ”contacto con el diablo”, el que les comunicaba las cosas que pasaban en Santiago. Desde la capital partían tres líneas de adkintuwe: una por los contrafuertes de la cordillera de Los Andes; otra por la orilla del mar, y una tercera, por el valle central. El hombre primitivo desconocía el lenguaje; se comunicaba por emisiones de la mente, como lo hacen los animales y plantas. Cuando recurrió a los sonidos y a los gestos y movimientos de las manos para comunicarse, empezó a perder el don de la telepatía, lo que acentuó al encerrarse en las ciudades alejándose de la naturaleza. Aunque los hechos en cuerdas[6], y el Adentunemul[7], escritura en triángulos, jamás descuidaron la telecomunicación; muy al contrario, por toda la América, islas del Pacífico y extremo sur, para que jamás un enemigo los cogiera de sorpresa. Por medio de la telepatía se mantuvieron siempre en contacto con los emigrantes de Chile que primero se establecieron en el norte de la India, donde fueron llamados arios, de ahí se dirigieron a los campos de la primitiva Germania para bajar después al Peloponeso, de donde viajaban hacia Chile, por el camino tradicional hacia la India y a través del Océano Pacífico.

Killenkusi fue sacerdotisa Machi[8], su hija Kinturay debía sucederle en su cargo o dedicarse al espionaje; se decidió por esto último y el amor por el irlandés; le brindaba esta oportunidad la esperanza de llegar a tener un hijo que, como Lautaro y el mestizo Alejo, se criaría entre los españoles, y como ellos un día pudiera capitanear las huestes de los que deseaban expulsar a los conquistadores más allá del Maule, porque la ley de Admapu prohíbe a los araucanos pelear fuera del Yekmonchi. Su esperanza se hizo realidad y en la primavera[9] del año 1777, en el lugar llamado Palpal, una mujer araucana soportaba de pie los dolores del parto, porque la tradición decía que no puede nacer un hijo fuerte de una madre débil. El hijo llegó y se convirtió en el Libertador de Chile.


Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 1978.


[1] Yekmonchi significa Estado
[2] palabra griega cuya traducción es tribuna lejana
[3] En Villa Alegre, antes llamada Warakulen, reposan los restos del abate Juan Ignacio Molina, traídos desde Italia a su pueblo natal. Fue profesor de la Universidad de Bolonia, donde su estatura preside la entrada al panteón de los Hijos Ilustres de Italia, entre las estatuas de Cópernico y Galileo. Según Molina existe parentesco indudable entre griegos y araucanos.
[4] Los españoles después de muchos años lograron percatarse de su existencia, pero jamás lograron traducirlo.
[5] Lautaro, sonido veloz (taros en griego significa veloz).
[6] Prom, palabra contracta del griego por Prometeo, Titán que robó la escritura a los dioses, para dársela a los hombres.
[7] Adentunemul, escritura secreta, compuesta por triángulos.
[8] Machi, adivina. Del verbo griego mantis, que significa adivinar.
[9] Primavera. La ley del Admapu ordenaba que los hijos fueran engendrados en verano, cuando todos los frutos están maduros; en esta forma nacen en la primavera cuando la tierra despierta con toda su fuerza; cuando nacen todos los animales y las aves.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

lo dudo, ya que dos ambrosio fue el mejor rey que tuvo la tirana corona española en america, siempre tratando de parlamentar con los araucanos, dudo que ambrosio haya participado con cualquier ilegitimo, mas aun de un rapto, ella era criolla, osea chilena mestiza, quizas con cuantas generaciones despues de los araucanos, no se sabra, aunque sin dua que o´higgins tenia sangre araucana, por eso mismo se crio con ellos, aprendio hanlar mapudungun y los idolatraba tanto

ukiukiuki dijo...

buenisimo el articulo, algo habia leido de eso en 2666 de roberto bolaño y además en Arauco no domado lei más teorias sobre la relación mapuche griego, gracias por subirlo, y el librito lo tienes? deben ser buenisimos esos libros de kilapan

Sorokin dijo...

Muy interesante. Estoy leyendo 2666 de Roberto Bolaño y acabo de llegar a esta parte. No conozco nada de la cultura araucana, por lo que no sabía si todo era fruto de la imaginación de Bolaño o realmente toda esa historia de telepatía, Adkintuwe, etc existe. ¿Bolaño se limita a copiar páginas de otro libro, kilapan, o como se diga?

Guerrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

donde puedo conseguir el libro ?

Cristóbal Gómez dijo...

supongo que en la biblioteca nacional se puede consultar, no creo que hayan para comprar.

repasa todo San Diego y Manuel Montt.

Esteban Álvarez dijo...

Al parecer, esto lo escribió Bolaño. Me parece curioso que no lo menciones tú, puesto que este "extracto" de "O’Higgins es araucano; 17 pruebas, tomadas de la Historia Secreta de la Araucanía" es todo lo que aparece en 2666.

He intentado buscar (no exhaustivamente) a José R. Pichiñual, pero sólo encuentro artículos relacionados a estos mismos extractos. Esto me lleva a creer que es parte de un artículo ficticio, inventado por Bolaño. Cada día me parece más genio.